Monchi: «Tengo animo, ilusión y confianza en la remontada del equipo»

monchi-sevilla-fc-copenhague

Como manda la tradición en la mañana de un partido europeo a domicilio, Monchi atendió a los medios oficiales para comentar sus sensaciones de cara a esta noche en el Parken Stadion. «Deseando ya que llegue la hora del partido y con la ilusión intacta, porque es un día bonito y tenemos que disfrutar por la competición que es, y luego conseguir esa primera victoria para recuperar sensaciones y conseguir los tres puntos tras esa derrota contra el City».

Y es que tras no sumar en casa, se hace indispensable recuperarse en Dinamarca: «Has dicho que se está convirtiendo en habitual que tengamos estas entrevistas. Es verdad porque jugamos mucho en Europa, pero eso no es argumento para quitarle importancia. Jugamos la competición más importante del mundo y es bueno que lo valoremos para que la perspectiva no nos haga perder el camino.

El formato es muy corto y este año todavía va a pasar más rápido. El margen de error es poco y cuando pierdes en casa lo ideal es recuperar lo antes posible esa pérdida de puntos. El de hoy es ese partido, ante un rival que aquí ha mostrado históricamente una dureza importante y va a ser complicado, pero todos tenemos mucha ilusión puesta».




De hecho, el Copenhague también quiere estrenarse: «Ellos comenzaron con derrota y el margen de error también es menor. Viviremos un ambiente hostil entre comillas, o de presión, porque lo que ellos quieran conseguir pasa por conseguir una victoria hoy».

En términos más globales, el director general deportivo habló de las metas del equipo: «Los objetivos siguen siendo los mismos. El Sevilla es un equipo ambicioso en todas las competiciones y vamos a intentar quedar entre los cuatro primeros. El inicio no ha sido bueno pero hay margen para poder mejorar, y en la Champions pasar la fase de grupos. Ninguno de los dos objetivos son fáciles aunque los hayamos conseguido con asiduidad y vamos a pelearlos hasta el último momento».

Repetir victoria sería vital, pero nada definitivo: «Es un partido importante para corroborar lo que vimos de bueno en Cornellá, pero con el nivel de exigencia del Sevilla, ganar hoy no nos hace olvidar todos los problemas. Habrá que ir a Villarreal a intentar ganar de nuevo.




Enlazar dos victorias, eso sí, es una buena manera de poner los cimientos para empezar a remontar. Vi el otro día a un grupo no unido, que es obvio, sino en una misma dirección. Cómo celebraron la victoria en el césped y el vestuario. Eso alimenta mi ánimo, mi ilusión y confianza en que el equipo va a remontar. Cuando vienes de una racha negativa, una victoria trabajada y merecida como la del otro día alimenta nuestro ego y es un buen punto de partida, pero hay que renovar esas ganas con otro triunfo para que no sea flor de un día».